MÁGICA FORMENTERA: Guía indispensable de la isla.


¡Si a Formentera quieres ir, este artículo tienes que leer!
Cala Saona

Cala Saona

Formentera, mmm… ¡mi isla favorita! Aguas turquesas, calor africano, hippie-boho lifestyle… Llevo visitándola desde muy muy pequeña y desde entonces no he dejado de ir. Me considero una “Formentera Lover” en toda regla, si se puede llamar así, y estoy segura de que muchas personas se sienten identificadas con este sentimiento. Por eso, y porque me encanta descubrir sitios nuevos allá donde voy, creo que soy la indicada para contaros todo sobre esta isla.

En este artículo quiero contaros lo que me encanta hacer cuando voy a Formentera, qué visitar, las calas y playas más espectaculares, y ¡ las curiosidades de la isla! ¡Espero no dejarme nada y hacer una guía lo más completa posible!

San Francesc

San Francesc

1.Desayuno en la plaza de San Francesc:

Por la mañana es el momento perfecto para irse a dar una vuelta por la capital de Formentera, San Francesc. El encanto de este pueblo es la plaza de la iglesia, rodeada de casitas blancas y cafés, donde la gente se sienta a desayunar.

Uno de mis momentos preferidos después de tomarme el desayuno, es perderme por las tiendas de moda, repletas de bikinis, túnicas y casacas boho chic, vestidos adlib ibicencos, capazos clásicos y lo de última moda. En este pueblo las tiendas dan mucho de sí aunque no lo parezca, muchas de ellas son importadoras de moda italiana y de productos que no se encuentran en España.

2. Para los más deportistas, excursión en bici:

Formentera es una isla llana prácticamente. Desde el puerto de La Savina hasta Es Caló, son unos 11km llanos, ya que pasado este punto se eleva hacia el Pilar de la Mola. Si te gusta madrugar y aprovechar la mañana, es el momento del día perfecto para hacer un poco de ejercicio en bici y a la vez conocer senderos rodeados por campos de higueras centenarias, bosques de Sabinas,  y más rincones únicos de la isla.  

Recorrer en bici o en moto el interior de Formentera, te permitirá pararte y disfrutar de esas pequeñas cosas que el coche no nos permite. Desde faros, torres, molinos, las salinas y zonas naturales de una gran belleza moldeadas por el viento.

Una de mis rutas favoritas es visitar los acantilados rocosos que se extiendena lo largo de la costa desde Can Marroig hasta Cala Saona, zona llamada Sa Pedrera.

Otra de las rutas que recomiendo es ir a visitar los dos faros que hay en Formentera: Uno, el Faro del Cabo de Barbería, que nos recuerda a la imagen idílica de película, y ¡es de lo más auténtico para ver la puesta de sol!. El otro, es el Faro de La Mola, que se encuentra en el extremo este de la isla, pasado el pueblo de La Mola. Es un lugar mágico desde el que poder observar una panorámica de la isla.

3. ¿Qué viento sopla hoy?:

Cuando decidas a que playa quieres ir es imprescindible ver qué viento sopla en la isla, ya que se disfruta mucho más cuando el mar está calmado y la playa resguardada. Si sopla de oeste, en la zona de Illetes se estará peor y puede que hasta haya corriente en el mar y arrastre medusas a la orilla. Cuando sucede esto, ¡qué no cunda el pánico!,  lo mejor es ir a las playas de Migjorn o a Cala Saona para estar resguardados. Si sopla viento de sur, en Migjorn no se estará bien y tendremos que recurrir al resto de playas, Es Pujols, Illetes, Llevant, Sa Roqueta, etc .

Playas de Illetes

Playas de Illetes

4.  Las mejores playas:

Esta claro que Formentera es una isla donde todas las playas son increíbles, no podríamos rechazar ni una sola. La calidad de sus aguas, únicas por su transparencia y tono turquesa, se debe al alga Posidonia, que crece en los fondos marinos. Es la pradera más extensa de todo el mar Mediterráneo y por ello declarada Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo según la temporada y la zona, hay playas que se vuelven menos atrayentes a la vista por la multitud de gente que las visita.


Playa de Illetes:

Las playas de Illetes son un verdadero paraíso protegido que forman parte del “Parque Natural de Ses Salines d’Eivissa i Formentera”.  Son playas alucinantes de agua cristalina, arena fina, en la que puedes recorrer kilómetros andando por el agua, desde la orilla hasta casi las balizas que limitan la zona de baño, y ¡no hundirte!

Esta playa es la más conocida y concurrida de Formentera. Cada año miles de italianos y resto de guiris vuelan a la meca del sol en las Baleares, ¡solo para plantar su sombrilla!(a cual más hortera), sin olvidarse de su insignia italiana, la braga de baño masculina, a la que todas las españolas nos horroriza y tememos a muerte. Y por otro lado, algo que caracteriza a esta playa es el sinfín de yates que se pelean por fondear delante de la zona de baño de Juan y Andrea, El Tiburón, El Pirata o El Beso, los chiringuitos de Illetas. ¡Estamos por pensar que dentro de poco habrá que reservar un perímetro de fondeo VIP en la misma agua!

Por eso os invito a visitar esta playa, al menos alguna vez, en época más tranquila, en Mayo, Junio y Julio e incluso Septiembre. En Agosto, si vas, ya sabes que tendrás que pelearte por un trocito de arena. 


Playa de Levante: 

Es la parte opuesta a Illetes y en verano sopla el viento más fuerte en esta zona. Es una playa virgen, de arena blanca y con aguas translúcidas también como Illetes, pero puede que de vez en cuando estén agitadas por el viento. Normalmente suele haber gente más hippie y alternativa que en el lado de Illetes.

 

Playa de Ses Cañes:

Esta es otra de las playas a las que me gusta ir para variar de la zona de Levante e Illetes. Por su tranquilidad, sus aires salvajes, por sus aguas turquesas, y por las montañas de alga Posidonia en las que hundir los pies… Y se encuentra detrás del hotel Roca Bella, a unos minutos de Es Pujols. Tendrás la tranquilidad buscada ya que no figura ningún restaurante o chiringuito en la misma playa. Siempre que quieras tomar algo podrás acercarte al restaurante del Hotel Roca Bella, o bien al chiringuito People, cercano al hotel y sobre el que hablaré también en el próximo artículo.

Playa de Migjorn

Playa de Migjorn


Playa de Migjorn:

¡No me puede gustar más la tranquilidad que se respira en Migjorn! Sin duda, es una de las playas más kilométricas de Formentera, 5 km en total. Esta playa tiene sectores diferenciados: Es Mal Pas, Es Ca Marí, Racó Fondo, Es Còdol Foradat, Es Valencians, Es Arenals y Es Copinar. Muchas zonas de esta gran playa son conocidas por sus bañeras naturales formadas a partir del viento y las corrientes marinas. Migjorn conserva muchos sectores vírgenes y garantiza encontrar siempre rincones donde bañarte en tranquilidad. A lo largo de esta costa podrás encontrar cantidad de restaurantes auténticos de siempre y chiringuitos de moda en los que tomarte un arroz o un plato de pescado fresco. Mi preferido para pasar una mañana de relax escuchando música chillout desde la hamaca es el chiringuito Lucky. Lleva muchos años conservando el espíritu auténtico de Formentera, y, en el siguiente artículo os contaré porqué le tengo tanto cariño.


Caló Des Mort:

Caló Des Mort es una cala pequeña y coqueta casi al final de la isla, después del último tramo de la playa de Migjorn. Su acceso es desde la playa Es Copinar, una vez pasado el chiringuito Bartolo llegaremos a esta pequeña y poco frecuentada cala. Si eres de los que busca máxima tranquilidad, belleza y relajarse al sol acompañado de tu ligue, ¡esta es tu cala!

Cala Saona

Cala Saona

 
Cala Saona:

Una de las calas más espectaculares, y sobre todo si se llega por mar, es Cala Saona. Acantilados de tierra rojiza que contrastan perfectamente con el azul aguamarina del mar, es sin duda un must see en Formentera. La playa de Cala Saona no es del todo grande, se suele llenar bastante, por ello recomendamos hacer una excursión por mar, ya que es mucho más impactante.

 

Cala entre Espalmador e Illa de Sa Torreta

Cala entre Espalmador e Illa de Sa Torreta

5. ¿Alquilamos barco?:

Uno de los planes que más me divierte hacer en Formentera, es alquilar un barco o barca, recorrer su increíble costa y visitar Espalmador. Es indispensable tener algún título de embarcación, como el PER, para poder conducir una barca de mínimo 6 metros.

¡Qué mejor plan que llevarse la comida, un poco de ron, lima, azúcar y mucha menta y preparar unos deliciosos y refrescantes mojitos en barca!

Una de las excursiones que me gusta más es fondear en Espalmador, en la playa de s’Alga, o bien, recorrer unas millas más hasta Illa de Sa Torreta o la preciosa Illa des Porcs, donde se ubica un faro, y Esculls des Pas, una verdadera piscina natural en los días que apenas sopla el viento.
Al caer la tarde, volver costeando hacia Cala Saona donde se admira uno de los mejores atardeceres de la isla y hasta se pueden divisar delfines en el horizonte.
Es una experiencia distinta, que tanto en grupo como en pareja, todo el mundo quedará encantado.

Illa des Porcs

Illa des Porcs

6.  Visita al Hippie Market en La Mola:

Todos los miércoles y jueves hay música, artesanías y ambiente peculiar en el pueblo de La Mola. Se trata del Hippie Market de La Mola, un mercadillo que cuenta con variedad de productos artesanales autóctonos hechos por los artesanos hippies de Formentera. ¡Visitarlo es imprescindible, un must-see en toda regla!.  Solo llegar viajaremos en el tiempo al movimiento hippie de los años 70, y puedo asegurar de que aún quedan auténticos hippies con aires bohemios y, ¡barbas muy pero que muy dejadas!. Es un buen recuerdo de Formentera llevarse algún producto artesanal, pulsera o bolso hand-made, y, ¿quién sabe?, quizás conservarlo hasta la próxima escapada a la isla.

7. Atardecer con mojito en mano:

¡EL PLAN ESTRELLA en mayúsculas! Tenemos mil opciones para ver el atardecer, desde Beso beach en Illetes hasta Amore i Odio en Migjorn. En cualquiera de estos lugares, ver el atardecer de Formentera significa: Escuchar temazos Deep House viendo la caída del sol, disfrutar de una copa, bailotear con tus amigas, conversar, otra copa, reírte, desmelenarte, que se te pierda un zapato, conocer a algún italiano sexy como si aparecido del mismísimo anuncio de perfume Giorgio Armani, o algún madrileño cañón con el que whatsappearte el resto de días del verano…Todo ello es, sin duda, a lo que aspiramos al final de un largo día de playa, y en esta maravillosa isla mágica, Formentera, ¡es algo que siempre se cumple!

p10115931.jpg