EL MAMA - LA PAPA : EL NUEVO "GASTROCABARET" DE MODA


Quién es un poco foodie o curioso por la restauración sabe de sobras que los barrios próximos al Paral·lel, Sant Antoni y Poble Sec, aparte de ser hípsters y de moderneo a morir, son el enclave perfecto para abrir restaurantes de moda, y sobre todo, de culto a la gastronomía. Pakta, Espai Kru, Ikibana, Tickets Bar, son algunos de ellos, que se establecen como los nuevos templos del buen comer y desde hace poco, un nuevo vecino se ha sumado al triángulo de moda, el “gastrocabaret” El Mama - La Papa.  

Un nuevo vecino se ha sumado al triángulo de moda, 
el “gastrocabaret” El Mama - La Papa.  
 

700 metros cuadrados de local estructurado en dos plantas de aspecto industrial. Techos y columnas a la vista, mesas distribuidas en varios niveles y en la entrada una barra con plantas en el techo que le da un aire tropical. La iluminación, estratégicamente diseñada a base de tonos rojos y rosas, crea una atmósfera sensual y erótica, idónea para el espectáculo cabaret. Como detalle especial, nos cautiva una esfera de luces colgada del techo con una calavera en su interior. En definitiva, el espacio nos encanta.  

La carta, ejecutada por el chef Álvaro Garcés, apuesta por platos de todo el mundo, como Las Baby-ribs de Duroc con su exclusiva salsa barbacoa Bourbon estilo americano, el Ceviche de corvina con helado de Ají de inspiración chilena o los Bun-Bao al vapor de pato Pekin, Hoisin, pepino o de buey de mar, mejillón y langostino de tradición China y Taiwanesa... Platos que, según el chef Garcés, son "tapas largas" bajo su filosofía de ofrecer "sabores de ayer con técnicas de hoy". La carta combina perfectamente con la selección de cócteles creativos, divertidos y frescos, elaborados por Sergio Padilla.

Nosotros pudimos saborear la burrata de primero, acompañada de tomates ecológicos y wild garlic, una propuesta muy fresca y mediterránea.

De segundo y para compartir probamos el Ceviche de Corvina con helado de Ají y el Tataki de atún rojo, pack-choi, piñones y agridulce de miso.

A medida que va pasando la noche se va transformando la atmósfera: artistas de cabaret se pasean, vedettes que cantan al piano, trapecistas que se cuelgan de un aro, dracqueens, hombres musculados ofreciendo dulces, coreografías conjuntas con el público, actores y comediantes que amenizan la cena y sus deliciosos platos. Un espectáculo que emociona dirigido por Bru Marsé. La experiencia es mágica, todo está cuidado al más mínimo detalle, la comida, la música, las actuaciones... El servicio es impecable: amables, profesionales y divertidos. Todo sorprende. Todo suma a la velada.

Después de una gran actuación del trapecista nos sirven el postre, el Brownie de chocolate, de aspecto y sabor delicioso. La atractiva carta de cócteles nos incita a probar y pedimos el Sex-Appeal, una especie de Cosmopolitan “infusionado de frambuesas y un toque sensual de arándanos”, y el Mojito Silvestre de Gin y frutos rojos. 

El Mama – La Papa no nos ha sorprendido para bien, ¡es que nos ha cautivado! Por la comida, la magia del espectáculo, los acompañantes, el espacio, la música, la iluminación. Queremos repetir y queremos que sea pronto. 

El Mama – La Papa
Passatge de Pere Calders, 2, 08015 Barcelona
934 417 662
Instagram:
@elmamabarcelona
@lapapabarcelona